Una entrevista con Joseph M. Spencer sobre ‘1 Nefi, una breve introducción teológica’

11.19.2019 | The Maxwell Institute

BLAIR HODGES (Maxwell Institute Podcast): Este es el Podcast del Instituto Maxwell. Soy el anfitrión, Blair Hodges. Este episodio da comienzo a una serie de doce episodios sobre el Libro de Mormón. Vamos a hacer una inmersión profunda en la escritura clave de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El Instituto Neal A. Maxwell de la Universidad Brigham Young está en el presente preparando una serie de libros llamados breves introducciones teológicas al Libro de Mormón. Doce autores diferentes analizarán doce partes diferentes de la escritura.

Al Dr. Joseph M. Spencer se le dio la tarea de Primer Nefi, el primer libro en el Libro de Mormón. Prepárense para conocer el Libro de Mormón nuevamente, como si fuera la primera vez.

Joseph M. Spencer es profesor asistente en el departamento de escritura antigua en la Universidad Brigham Young, y es editor del Diario de Estudios del Libro de Mormón. Ha escrito varios libros sobre el Libro de Mormón tales como An Other Testament: On Typology [TN: Otro Testamento: Sobre Tipología], For Zion: A Mormon Theology of Hope [TN: Por Sion: Una Teología Mormona de Esperanza], y su libro más reciente, First Nephi: a brief theological introduction [TN: Primer Nefi: una breve introducción teológica].

Esta entrevista ha sido traducida al Español debido a que el Instituto Maxwell está publicando ediciones digitales de la serie en Español. Reciba más información sobre esto en mi.byu.edu/breves.

* * *

HODGES: Joseph M. Spencer, bienvenido al podcast del Instituto Maxwell.

JOSEPH M. SPENCER (Autor): Gracias. Encantado de estar aquí.

HODGES: Es bueno estar contigo. Te conozco desde hace mucho tiempo, así que es divertido sentarse con un amigo y hablar sobre un proyecto en el que han estado trabajando en un poco más, en un ambiente un poco más relajado. Estoy seguro de que seremos muy profesionales y muy aburridos.

SPENCER: Sí, lo intentaremos. [risas]

DEFINIENDO TEOLOGÍA

HODGES: Pero estamos hablando de tu libro, tu nuevo libro, “Una Breve Introducción Teológica” a 1 Nefi. Este libro es el primero de una serie de doce volúmenes que está haciendo el Instituto Maxwell. Estos libros están dando una mirada fresca a la escritura central de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Breves introducciones teológicas y teología es una palabra, creo Joe, que los Santos de los Últimos Días no suelen usar muy a menudo.

SPENCER: Eso es correcto.

HODGES: Entonces, comencemos con esa palabra. ¿Por qué introducciones teológicas?

SPENCER: Sí, creo que con la palabra— al menos lo que me gustaría intentar capturar y creo que lo que captura toda la serie en cierto sentido— es que hay una diferencia entre la teología y otros tipos de lecturas. Dos extremos en los que podríamos hablar sobre cierto tipo de lectura histórica que va a decir: “Entonces, ¿qué significa este texto en su contexto histórico original? ¿Podemos apilar datos y decidir qué significa eso? y luego tenemos una reconstrucción académica monolítica, “Aquí está el significado del texto.” Otro extremo es algo así como una lectura devocional donde podría tomar un verso a la vez y quisiera reflexionar sobre lo que eso significa para mí en mi vida. La teología está en algún lugar entre las dos. Presta atención a la vida de devoción y pregunta sobre el rico significado religioso del texto, pero también es un esfuerzo académico y quiere asegurarse de que se basa en la mejor investigación histórica, pero luego pregunta si podemos extraer del texto los posibles significados que nos ayuden a dar forma a nuestra vida religiosa. Pero no es un esfuerzo social privado. Entonces, creo que está atrapada en algún lugar entre estos dos e intenta capturar lo mejor de ambos y luego hacer algo por su cuenta también.

HODGES: Estoy pensando en alguien como Hugh Nibley, quien solía hablar sobre las diferencias entre teología y revelación. Este fue un gran punto para él. ¿Cómo abordas ese problema?

SPENCER: Hay varias formas en que las personas han hablado sobre teología. Una de ellas es algo así como una teología sistemática en la que tomamos todas las doctrinas que existen y luego las sistematizamos, creamos una jerarquía y desempaquetamos cada una de ellas de una manera hiper racionalista. Fue en contra de eso que reaccionaron personas como Hugh Nibley. Hay un cierto tipo de “Bueno, la razón va a explicar todo”, ¿verdad? Podemos clasificar, desde el punto A hasta el punto Z, podemos exponer todo el significado de esto en este sistema racional y creo que realmente eso es un problema. La idea misma de la revelación continua hace que sea una idea difícil. Todo esto podría cambiar, ¿verdad? Entonces, creo que es por eso que, como Santos de los Últimos Días, tuvo ciertas reacciones negativas a la palabra teología, pero la teología es un campo muy amplio y hay muchos enfoques y los tipos de enfoques que creo que la gente encontrará en la serie y ciertamente en mi propio volumen, es muy diferente de ese tipo de enfoque.

HODGES: ¿Crees que existe una tradición de pensamiento SUD en el que estos libros encajan? Aunque la palabra teología en sí misma no se usa. ¿Cuál es la genealogía de este tipo de trabajo?

SPENCER: Creo que uno de los mejores ejemplos es el propio Hugh Nibley. Era un lector muy creativo. Él no solo leyó servilmente el texto, nos dijo lo que tiene que decir históricamente, y luego dijo: “Bien, ahora la iglesia se alineará con eso.” Pero tampoco tenía un ángulo estrictamente devocional. Intentaba ver qué posibilidades había en un texto. Lo que podría hacer, cómo podría entenderse, así que en realidad Hugh Nibley creo que es un buen ejemplo del tipo de perspectiva en la que estamos pensando. Pero otros también. Creo que el Élder Maxwell fue un muy buen ejemplo de alguien que podría investigar un texto y ver sus posibilidades y desempaquetar formas en que podríamos leerlo que nos informará de nuevas maneras y responderá a nuestras preocupaciones inmediatas.

PRESENTANDO EL LIBRO MÁS FAMILIAR EN EL LIBRO DE MORMON

HODGES: De acuerdo, en un conjunto de volúmenes sobre cada libro del Libro de Mormón, creo que tú, como autor, enfrentas un desafío único que algunos de los autores no enfrentan. Creo que cada libro presenta su propio desafío, pero con el tuyo, 1 Nefi, es como la introducción del Libro de Mormón. Entonces tú estás introduciendo a los lectores a una introducción. Como indicas en tu introducción, “Si los Santos de los Últimos Días conocen bien algo del Libro de Mormón, es 1 Nefi.” Dijiste que esta familiaridad puede ser una bendición y una maldición para alguien como tú.

SPENCER: Sí, absolutamente. Creo que la dificultad es que cada Enero la gente se pone metas. Van a leer el Libro de Mormón de tapa a tapa. Se detienen en algún lugar de 2 Nefi con Isaías o lo que sea, ¿verdad? Entonces 1 Nefi es el libro que más hemos leído. Conocemos estas historias. Hemos escuchado estas historias. Pero esa familiaridad significa que, como lo hemos leído mucho, sentimos que conocemos este libro. Si en algún momento de nuestras vidas decidimos: “¿Sabes qué? Realmente quiero tomarme en serio el Libro de Mormón “, estamos aburridos de 1 Nefi. Sentimos que lo conocemos, por lo que tendemos a pasar a otras partes del libro para realmente excavar. 1 Nefi tiene poca deriva. Entonces creo que es un desafío. El desafío que tengo es tratar de tomar algo que las personas sienten que conocen realmente bien y tratar de mostrarles que realmente se han perdido mucho.

HODGES: Tú dices también que 1 Nefi ha dado forma a la devoción de los Últimos Días. Ha dado forma al pensamiento de los Santos de los Últimos Días. Esas son dos categorías diferentes. Habla de eso.

SPENCER: Entonces, ciertamente ha dado forma a la devoción. Puedes comprar llaveros con barras de hierro. Ha moldeado nuestra forma cotidiana de hablar de nuestros propios Lamanes y Lemueles que se están desviando, o lo que sea. Ha moldeado nuestras vidas devocionales.

HODGES: El Árbol de la Vida.

SPENCER: El Árbol de la Vida. Estas son cosas que están muy presentes en la vida devocional. Pero también ha moldeado nuestro pensamiento. Probablemente hay más literatura académica escrita sobre 1 Nefi que cualquier otra cosa en el Libro de Mormón. Hemos tratado de rastrear el camino de Nefi a través de Arabia. Hemos tratado de encontrar todo tipo de conexiones antiguas del Cercano Oriente que se presentan a través de 1 Nefi. Hemos hecho mucho tratando de pensar en Isaías.

HODGES: Allí nos da una geografía establecida.

SPENCER: Exactamente. Sabemos a dónde ir, ¿verdad? Exactamente. Además de la visión, el sueño, hay muchas cosas que nos han llamado la atención intelectualmente. Hay mucho trabajo.

HODGES: Hay intriga. Es esta historia familiar inmediata muy interesante también.

SPENCER: Exactamente. Nos atrapa existencialmente y dice que esta es tu historia. Esto es en vivo. Esto es real. Entonces, hemos pensado mucho en esto.

HODGES: ¿Tuviste que pasar por borradores en términos de averiguar cómo analizar el libro? ¿O llegó con bastante facilidad?

SPENCER: He trabajado en 1 Nefi durante mucho tiempo para varios proyectos. Entonces, no fue demasiado difícil. Revisé algunos borradores para decodificar cómo dividirlo, pero había algunas cosas obvias que definitivamente quería cubrir, y solo tenía que descubrir cómo organizar eso.

ALCANZANDO A UNA AUDIENCIA AMPLIA

HODGES: También vi, porque veo entre bastidores este tipo de libros en obra aquí en el Instituto Maxwell, una de las cosas que los editores de la serie realmente están tratando de lograr es hacer que estos libros sean realmente accesibles. Entonces, habla sobre el desafío de eso.

SPENCER: Bueno, me alegro mucho de mi último libro antes de este, tuve esa experiencia en la que escribí un libro como una serie de conferencias que daría en mi clase y eso me ayudó mucho a calmarme. ¿Está bien? Soy un teólogo y filósofo en la práctica, por lo que tiendo a escribir a 10,000 pies de altura y no en el buen sentido, siendo un poco [inaudible], sino a 10,000 pies de altura en el sentido de que estoy en las nubes.

HODGES: Palabras difíciles y estructura de oraciones muy complicada.

SPENCER: Quiero arrastrar a la gente a la filosofía francesa contemporánea para pensar sobre lo que sea, ¿verdad? Entonces, me alegro de haber escrito este otro libro que me ayudó a pensar: “¿Cómo hago esto de manera rápida?” Porque entonces hablo como un ser humano. Eso me ayudó a escribir este libro, pero aun así fue mucho trabajo. Revisé numerosos borradores. Escribía algo y luego tenía que decir: “Bien, ¿qué palabras aquí no les gusta usar a la gente? ¿Para cuántas palabras tendrán las personas que sacar su teléfono y buscar en Google? e intenté que sea lo más accesible posible.

PRIMERA PARTE: ¿QUÉ NEPHI ESTABA INTENTANDO DECIRNOS?

HODGES: Entonces, lo que terminaste haciendo fue dividir tu breve introducción teológica en dos partes. Voy a darles a las personas una idea de cómo está configurado el libro y luego podemos sumergirnos en los detalles. Entonces, la primera parte es una investigación cercana de lo que el libro realmente dice. Estás haciendo una lectura atenta. Estás viendo lo que realmente dice. Estás viendo la pregunta que le hace a sus lectores. Muchas veces pensamos en las preguntas que traemos a las Escrituras. Tú le das la vuelta a eso. ¿Qué nos preguntan las Escrituras a nosotros? ¿Qué están esperando de nosotros? Esa es la primera parte. Luego, en la segunda parte, te enfocas en las preguntas que los lectores de hoy a menudo traen al libro. ¿Qué tipo de preocupaciones tienen las personas, y tú tienes mucha experiencia con los estudiantes y trabajando con ellos? Así que esa es la estructura dual de tu libro. ¿Qué nos dice y pregunta el libro y luego qué le traemos al libro y qué le preguntamos? Entonces, en la primera parte, profundicemos un poco en eso. Vas a leer detenidamente el texto buscando patrones, subrayando la intención de los autores, lo que Nefi estaba tratando de decirnos. Pero tengo una pregunta sobre eso. Como lectores, ¿es realmente posible escaparnos por completo cuando nos acercamos a un texto como este?

SPENCER: Quiero decir, nunca. Nunca completamente posible. Nunca podremos escapar completamente de nuestras propias preguntas, nuestras propias demandas. Pero cuanto más tiempo permanezcamos con el texto y más lo leamos con seriedad y honestidad, y dejemos que nos presione, podemos trabajar en contra de nuestras propias demandas, nuestros propios intereses, nuestra propia inversión. Pero también, hay una estrategia, y la uso en el libro, la he usado en muchos lugares en que creo que particularmente nos ayuda a salir de nuestras propias cabezas con las escrituras y eso es mirar la estructura. En la medida en que podamos desempaquetar la estructura del texto y, por supuesto, podamos imponer estructuras en el texto, pero en la medida en que podamos comenzar a ver una estructura allí que sea claramente la intención de los autores y organice el material, podemos comenzar a ver qué está buscando el autor y cuáles son sus intenciones y propósitos, independientemente de lo que esperáramos sacar de él.

HODGES: Ahora, cuando buscas esa estructura, dices que Nefi está relatando la historia. Entonces, él está contando un relato histórico de algo que sucedió. Retrospectivamente, está mirando hacia atrás en su vida. Es importante recordar que no está contando esto en tiempo real. Entonces, si miras su estructura, dices que puede desenterrar su intención teológica.

SPENCER: Si. La idea es que hay lugares donde él nos dice explícitamente detalles estructurales del texto y esos son realmente cruciales, pero hay otros lugares donde una vez que miras los saltos de capítulos originales y este tipo de cosas y comienzas a ver que aquí hay claramente patrón y estructura. Una vez que los miras, puede decir: “¿Por qué está organizado de la manera que lo está?” Eso es algo que yo podría hacer si estuviera tratando de entender un evento. Voy a un evento de la comunidad un sábado y tienen varios oradores y varios paneles o algo así. Si pregunto, ¿quién es el orador principal y qué paneles están organizados a qué hora? Comienzo a comprender de qué se trata realmente el evento comunitario, cuáles son sus intenciones, cuáles son sus propósitos, a menos que alguien sea realmente mediocre en organizarlo, ¿verdad? Entonces, si miro la estructura, realmente parece decirme lo que se supone que debo sacar de ella y creo que puedes hacer eso con Nefi.

LA ESTRUCTURA DE PRIMER NEPHI

HODGES: Sí, mientras estoy leyendo aquí, y he leído algunas de tus cosas anteriores, había encontrado tus ideas antes, pero la forma en que están estructuradas en este libro, la forma en que lo presentas en este libro es especialmente clara. ¿Cuál es el alcance general de la historia que encontraste en Nefi? ¿Qué estructura encontraste?

SPENCER: Entonces, la estructura a mayor escala es relativamente simple. Nefi divide 1 Nefi, clara y explícitamente, en dos mitades. La mitad donde está contando la historia de su padre, un compendio del registro de su padre. Una segunda mitad donde cuenta su propia historia, lo que él llama sus propios hechos. Su propio reinado y ministerio. Esa es la estructura macro más grande. La historia de Lehi. La historia de Nefi. Pero luego, una vez que ves eso, esas dos mitades, y especialmente si comienzas a mirar los saltos de capítulo originales, puedes preguntar: “¿Qué está obteniendo Nefi de la historia de Lehi? ¿Cómo se supone que eso conformará a su propio ministerio? Entonces creo que se vuelve realmente claro. Los capítulos originales del Libro de Mormón, esto es antes de que Orson Pratt los acortara en la década de 1870. En los capítulos originales solo hay dos capítulos originales en la historia de Lehi como la cuenta Nefi. Entonces, te preguntas: “¿De qué tratan cada una de estas dos historias?” Una es claramente cómo obtuvimos las planchas de bronce, y la otra es claramente cómo obtuvimos este sueño del árbol de la vida. Esto parece ser de lo que se trata toda la historia de Nefi. Hay dos fuentes proféticas: este registro antiguo del viejo mundo, especialmente formado alrededor de Isaías para él, y luego está esta nueva forma viva de profecía que nace con su padre. Quiere pensar en estas dos fuentes y son el núcleo de toda la segunda mitad, cuando está haciendo su propio ministerio.

HODGES: Tengo que decir que he leído el Libro de Mormón innumerables veces, pero no fue hasta que te vi hacer la pregunta: “¿Qué intentan hacer estos capítulos originales?” que reconocí lo que realmente se vuelve obvio en ese momento.

SPENCER: Una vez que lo ves, dices, como “Oh, ahí está. Eso es una cosa.” Creo que es un poder real en la estructura. Una vez que lo ves, no puedes dejar de verlo si es una buena lectura del texto. Realmente lo organiza, te da una especie de forma de leerlo y una hoja de ruta.

HODGES: Lo gracioso para mí son las divisiones de capítulos. Hacen los capítulos mucho más cortos. Orson Pratt hizo esto en 1879 y hacen que el libro sea más rápido de leer. Parece que puedes llegar al siguiente capítulo, puedes pasar al siguiente capítulo, pero como dijiste también puede oscurecer. Parece que hay beneficios y desventajas en la nueva estructura de capítulos.

SPENCER: Creo que eso es exactamente correcto. Vale la pena decir que creo que Orson Pratt fue sabio de cierta manera. Les diré a mis alumnos que cuando estén haciendo el estudio de las Escrituras de familia a las 6 de la mañana, deben estar realmente contentos de que Orson Pratt haya hecho esto porque tienen estas mañanas muy largas. Pero él fue sabio. Él fue cuidadoso. Estaba intentando hacer un buen trabajo. A veces está tallando claramente el texto en sus articulaciones, en ciertos lugares, pero también hay lugares en los que dificulta ver cuál es la intención original de los autores.

ESCRITURA DE ME GUSTA

HODGES: Entonces, el principio habla de la procedencia, el origen de las fuentes a las que Nefi recurrirá. Están las planchas de bronce, a las que va a recurrir para Isaías, y luego están las visiones de su padre, a las que luego va y experimenta y sobre las que también pide revelación. Uno de los pasajes más famosos de 1 Nefi ocurre cuando Nefi dice que va a comparar las Escrituras a su propia gente. Isaías es la escritura particular que parece usar más. ¿Cómo difiere tu enfoque del de las opiniones típicas de los Santos de los Últimos Días sobre esa instrucción para comparar las Escrituras?

SPENCER: A menudo hemos leído este versículo y quizás uno de los versos más famosos de 1 Nefi y lo hemos leído con el significado de “Tengo que aplicar esto a mi vida cotidiana.” Tengo que encontrar las escrituras que de alguna manera hablen de dónde estoy, de lo que me preocupa, por lo que estoy orando. Creo que eso es hermoso. No pretendo criticar eso, pero no creo que eso sea lo que Nefi realmente tiene en mente. Si miras ese versículo en su contexto, en realidad lo interesante es que ese versículo abre un capítulo original. El capítulo diecinueve en realidad abarca dos capítulos originales. Entonces, a la mitad de lo que ahora es el capítulo diecinueve, obtienes el comienzo de un nuevo capítulo y así es como se abre con esta cuestión de comparación. Tienes dos o tres versículos al final del capítulo diecinueve que hablan sobre comparaciones. Primero dice: “Estábamos comparando esto a nosotros.” Creo que el plural “nosotros” es importante. No lo está comparando a sí mismo, sino que lo está comparando a un pueblo entero. Pero luego continúa inmediatamente y dice: “Está bien. Ahora voy a leer a Isaías “, le dice esto a sus hermanos y dice: “Esto es lo que quiero que hagan. Isaías estaba hablando a todo Israel. Ustedes son una rama de Israel. Esto se puede comparar con ustedes.” Por supuesto, lo que acaba de hacer en su registro es presentar esta visión de lo que sucederá con esa rama de Israel. Todo eso para decir que creo que lo que Nefi quiere decir con comparar es bastante sencillo en el texto. Significa, toma a Isaías, encuentra los patrones de cómo Dios está trabajando con Israel, ahora toma una rama de Israel y esos mismos patrones se mantienen para esa rama. Se parecen el uno al otro. Comparación.

HODGES: Creo que eso explica por qué llamas a 1 Nefi el mejor manual para leer 2 Nefi. Hay muchos libros que puedes comprar sobre cómo leer 2 Nefi, cómo leer los pasajes de Isaías y esas cosas. Tu argumento es que 1 Nefi puede ser el mejor manual para leer 2 Nefi.

SPENCER: Resulta serlo, ¿verdad? [risa]

Creo que esta es una clave. Si leemos 1 Nefi cuidadosamente, y Nefi nos ha enseñado a comparar. Es decir, nos ha enseñado que aquí están los temas principales que veo en Isaías y así es cómo puedes extraer los patrones de Isaías y verlos como corriendo paralelos a la historia de los hijos de Lehi llegando hasta los últimos días. Luego, cuando lees 2 Nefi y está cargado con Isaías, puedes hacer lo mismo. Puedes decir “Oh, aquí donde Isaías está hablando de un remanente, donde él está hablando de un libro sellado. Veo lo que Nefi ve aquí.” Está viendo cosas que puede extraer y decir “Eso es exactamente lo que Dios va a hacer con los hijos de mi hermano, con mis propios hijos en tiempos futuros. Vamos a escribir un libro. Va a ser sellado. Habrá un remanente. Serán redimidos.” Isaías está presentando el patrón, pero si no vemos lo que nos dice 1 Nefi, llegamos a 2 Nefi y, ¿dónde estamos?, ¿Qué estamos mirando? Parece que se supone que debo saber mucho sobre Asiria o algo así.

HODGES: ¿Crees tú que si Nefi e Isaías se sentaran juntos en ese entonces, que Isaías habría reconocido todas las interpretaciones de Nefi o crees que la forma en que Nefi interpretó a Isaías podría haber sido sorprendente para Isaías? Sospecho que Isaiah se habría sorprendido. Creo que le hubiera gustado Nefi y hubiera pensado “Oh, esto es realmente inteligente.” Parte de la razón por la que digo esto está clara en el libro de Isaías, que Isaías es un receptor de tradiciones y un re interpretador de tradiciones. El profeta Amós es este pensador realmente notable sobre esta idea de un remanente. Isaías, solo unos años más tarde, está claramente tomando estas ideas y recontextualizándolas y reconsiderándolas y diciendo qué podría significar esto ahora. Creo que habría visto en Nefi un espíritu afín.

UN REMANENTE DE ISRAEL

HODGES: Con nosotros, Joseph Spencer. Es profesor asistente en el departamento de Escritura Antigua aquí en la Universidad Brigham Young. También es editor del Diario de Estudios del Libro de Mormón, del Instituto Maxwell. Ha escrito varios libros sobre el Libro de Mormón, incluido “Otro Testamento”, que el Instituto Maxwell volvió a publicar hace unos años. Pero hoy estamos hablando de su último libro 1 Nefi, Una Breve Introducción Teológica. Bien, pasemos al capítulo dos aquí. Tu método de atenta lectura a veces arroja nueva luz sobre textos largos y familiares para mí. Por ejemplo, en el capítulo dos comienzas con el sueño del árbol de Lehi y luego el sueño de Nefi. Desde que tengo memoria, los he leído como la descripción básica de una visión de Lehi y luego la descripción interpretativa de Nefi de lo mismo. Pero tú estás viendo que algo sucede en un nivel más profundo aquí.

SPENCER: Eso es correcto. Creo que el sueño de Lehi, léelo con cuidado, ya es la visión de Nefi. Lo que hay que tener en cuenta aquí es que a menudo leemos el sueño de Lehi y lo vemos como una imagen total. Tienes una barra, tienes un camino, tienes un árbol, tienes un edificio, tienes un río, y todos en la vida tienen que luchar para llegar allí. Pero creo que deberíamos sorprendernos si lo leemos detenidamente para notar que tan pronto como Lehi ve el árbol, simplemente camina hacia él. No hay camino, no hay barra, no hay edificio, no hay río, él simplemente camina y come. Luego ve a su familia y los llama y ellos simplemente caminan y comen, o, en el caso de Laman y Lemuel, no lo hacen. Pero no hay complejidad. Es solo recién cuando Laman y Lemuel no vienen y comen que de repente la visión se complica y ahora hay multitudes, caminos y barras y todo este tipo de cosas. Creo que la implicación es bastante clara. Tan pronto como Laman y Lemuel no comen, Lehi ve a muchas personas luchando por llegar al árbol. La implicación, en mi parecer, es clara: estos son los hijos de Lamán y Lemuel. Estos son los lamanitas, a lo largo de los años, algunos de ellos viniendo más tarde, digamos en el Libro de Alma o el Libro de Helamán, viniendo al árbol y luego, por supuesto, en los últimos días, luchando su camino hacia el árbol gracias a una barra, la palabra de Dios, el Libro de Mormón. Será sellado y aparecerá y habrá un edificio grande y espacioso o algo así como una iglesia grande y abominable, según la visión de Nefi, que será un desafío y una dificultad. Creo que todos los elementos de la visión de Nefi están ahí, son simplemente hiper compactos. Presentado como símbolos, pero creo que es la misma historia.

HODGES: También dices que Lehi tiene este enfoque más individual donde está mirando a la familia y luego Nefi tendrá un enfoque más corporativo y más amplio.

SPENCER: Sí, eso es correcto. Creo que el enfoque intenso de Lehi está en su familia. Comienza a ampliarse al final de la visión a estas multitudes que creo que son pueblos enteros. Pero Nefi está enfocado allí desde el principio.

HODGES: Entonces Nefi va a hablar sobre cosas claras y preciosas que se perderían. ¿Arroja tu libro alguna luz sobre esas cosas?

SPENCER: Sí, eso espero. Creo que está claro por varias pistas. Desearía haber tenido más espacio en el libro para hablar sobre esto. Creo que se unen varias pistas para dejar en claro que lo claro y precioso para Nefi son las cosas del convenio abrahámico. Los convenios dados a Israel y cómo eso se está desplegando en la historia. Él clama muy claramente en 1 Nefi 19. Te dice qué esperar en 2 Nefi. Lo que él te dice que esperes es lo claro y lo precioso. Por supuesto, lo que obtenemos en 2 Nefi es Isaías, el convenio abrahámico, la historia de Israel, la redención de Israel. También nos dice en 1 Nefi 13, que en 3 Nefi la visita de Cristo restaurará muchas cosas claras y preciosas. Por supuesto, 3 Nefi es todo Isaías, el convenio abrahámico, la redención de Israel. De esto es de lo que Cristo habla cuando los visita. Creo que esta es la esencia de lo claro y lo precioso. Es el convenio de Israel y lo que eso significa en toda la historia.

HODGES: ¿Has leído de Terryl Givens? Su libro es 2 Nefi. Él está siguiendo el tuyo. Él también dijo que 2 Nefi es el libro más importante.

SPENCER: Por supuesto.

HODGES: ¿Has visto su manuscrito?

SPENCER: Sí, lo tengo.

HODGES: Tienen algunas intersecciones realmente perspicaces, a pesar de que, de inicio, no planearon eso.

SPENCER: Correcto, no lo hicimos. De hecho, nos preguntamos si deberíamos hacerlo y no lo hicimos, y funcionó muy bien. Creo que parte de lo que Terryl está argumentando en su volumen es que 2 Nefi está completamente basado en el convenio y que esto es lo que está impulsando el Libro de Mormón. En muchos sentidos, es lo que hace que el Libro de Mormón sea único en la escena del siglo XIX. Este libro está emergiendo y siendo publicado y su valor impactante radica en el hecho de que quiere decir: “Hola a todos los cristianos, esta cosa del convenio abrahámico es algo que todos han olvidado, desplazado, le han quitado su símbolo, en lugar de reconocer que tenemos que recoger a Israel.”

HODGES: ¿Cómo encajó eso en otras teologías del convenio? Sabes que los Puritanos tenían una teología del convenio y cosas así. ¿Ves distinciones allí? Creo que algunos conversos estaban buscando a Israel y eso les atrajo.

SPENCER: Eso es correcto. Es una historia complicada, como siempre lo es todo, ¿verdad? Lo que tienes en la teología puritana como una noción de convenio, donde en cierto sentido son la encarnación de Israel. Israel es un tipo o símbolo de la reunión cristiana o algo así. Pero la mayor parte de la teología post calvinista no está buscando enérgicamente la noción de que tenemos que buscar el Israel físico y literal, y recogerlos. Hay quienes ciertamente vieron las cosas de esa manera y hubo mucha especulación en los siglos XVIII y XIX sobre la identidad de los nativos americanos. ¿Son ellos Israel? Y así. Pero si nos fijamos en esas fuentes, una cosa que es muy singular sobre el Libro de Mormón es que esas fuentes que identifican a los nativos americanos con las tribus perdidas de Israel dicen que deben ser recogidos y llevados a Jerusalén, la tierra de su herencia. Donde el Libro de Mormón dice: “No, para nada. Esta es su tierra de herencia.”

HODGES: Sí, su hogar. Deberían estar aquí.

SPENCER: Esta es su tierra.

EL DIOS DE ISRAEL

HODGES: Entonces, en el próximo capítulo, verás algunas de las maneras interesantes en que 1 Nefi habla de Jesús. Hay diferentes títulos allí y se usan de diferentes maneras según tu lectura cercana. ¿Ves cuántos títulos de Jesús se usan? ¿Se usan de maneras particulares o simplemente se usan de cualquier manera? Ahí está el Cordero de Dios, el Mesías, etc. ¿Qué encontraste con estos títulos?

SPENCER: Creo que el hallazgo más interesante aquí es que el Cordero de Dios es realmente bastante único. Estamos tan acostumbrados a este título, tal vez en parte porque leemos a Nefi. Pero tendemos a pensar en este como un título obvio para Jesús, pero si profundizas en las escrituras, el Cordero de Dios solo aparece en lugares muy específicos. En el Libro de Mormón, pienso que aparte de dos referencias, creo que es la visión de Nefi. Eso es todo. Está allí en la visión de Nefi y más tarde está en algunas referencias a su visión de él, pero de lo contrario, este no es un título estándar del Libro de Mormón para Jesús, lo cual creo que debería hacernos plantear preguntas. ¿Qué está pasando en esta visión? ¿De dónde viene este título? que significa realmente? Este es quizás el hallazgo más interesante, el que el título está haciendo algo por sí solo. Sin embargo, hay otras cosas que son sorprendentes. Lehi constantemente se refiere a Cristo como el Mesías. Muy judío, ¿verdad? Una manera de concebir a Cristo muy típica del Antiguo Testamento. Él no usa términos como Jesucristo. Ciertamente, ese nombre no parece haberle sido revelado a él. Él no está usando “el Cordero de Dios” y demás. Tiene una concepción muy del Antiguo Testamento, y Nefi es el que está desempacando una nueva revelación sobre lo que significa esta figura.

HODGES: Luego también está esta frase, “el Padre Eterno”, que se ha actualizado para ser “el Hijo del Padre Eterno.”

SPENCER: Sí, a través de Nefi y el resto del Libro del Mormón, a Cristo a menudo se lo conoce como el Padre de varias maneras. A veces, el Padre Eterno, a veces el Padre Sempiterno, y otros términos también, y parece haber cierta preocupación sobre esto en la visión de Nefi especialmente. De modo que en 1837 José edita el texto, o alguien lo hace. Sabemos que es José en ciertas ocasiones porque su letra está en el manuscrito, pero no en todos. Él cambia al Padre Eterno o al Padre Sempiterno, al Hijo Eterno del Padre.

HODGES: El Hijo del Padre Eterno, sí.

SPENCER: Entonces, tenemos estos pequeños cambios. Pienso que con fines de aclaración más que nada, especialmente porque a medida que José avanza por el resto del texto para la edición de 1837, no cambia otras referencias a Cristo como el Padre. Entonces, es un poco peculiar que solo estos pocos versículos en 1 Nefi él parezca preocupado por asegurarse de que esté claro que Cristo es el Hijo del Padre.

PREGUNTAS QUE TRAEMOS AL TEXTO

HODGES: Entonces, la visión general de la primera parte es que Nefi está tratando de crear un registro que abarque a su pueblo y eventualmente a todos los pueblos del mundo. Que vendría este Mesías que uniría a todas estas personas bajo un convenio particular. Eso es realmente lo que está impulsando su texto hacia lo que se dirige. Eso es lo que el Libro de Mormón está presentando a sus lectores. Tu primera parte cubre eso. Pero en la segunda parte, la segunda parte de tu libro se centra en algunos de los temas en 1 Nefi sobre los cuales los Santos de los Últimos Días se han hecho preguntas. Una de las mayores con las cuales uno lidia con la historia. La gente se pregunta: “¿Realmente sucedió esto?” ¿Cómo manejas la cuestión de la historicidad?

SPENCER: Bueno, déjame decirte primero, solo retrocedamos un paso para decir que parte de la razón por la que quería dividir el libro en estas dos mitades es porque creo que hay dos formas en que se desarrolla la teología. Una es solo para rastrear la teología a la que el texto mismo está llegando. Pero, por supuesto, la teología también incluye que tenemos nuestras propias preguntas teológicas. Esta es una de las razones por las que vale la pena decir: “No quiero decir lo que Nefi mismo tiene que decir. Tenemos preguntas que necesitan respuestas. Esta es una de ellas. Preguntas sobre historicidad y luego el otro tipo de preguntas con las que trato en la segunda mitad. ¿Cómo trato con la historicidad aquí? Creo que es importante reconocer que las preguntas históricas sobre el Libro de Mormón importan, ¿verdad? Las afirmaciones que los Santos de los Últimos Días hacen sobre el libro son esenciales. Sin embargo, quiero tener mucho cuidado con cómo digo esto. Al mismo tiempo, no son las preguntas más importantes sobre el Libro de Mormón. Si pudiéramos demostrar que el Libro de Mormón era un documento antiguo y que no tiene nada que decir a mi vida, no estoy seguro de que importaría. Tiene que ser verdad y verdadero. De hecho, tiene que arraigarse y tiene que hacer algo por mí como persona que vive una vida de fe en Cristo. Entonces, parte de lo que trato de señalar a principios de la segunda mitad es que tenemos preguntas; hemos tendido, especialmente en el pasado. a tener preguntas sobre si este personaje de Nefi era una persona real, pero las preguntas que nos mantienen despiertos por la noche tienden ser, “¿podemos confiar en Nefi como profeta?” Dada su existencia histórica, dado que nos hemos resuelto esas preguntas, ¿cuánto puedo confiar en su visión profética, esta comprensión profética? ¿Cómo debería moldear mi vida por esta persona?

MATADOR

HODGES: Recuerdo haber encontrado tu punto en el que dices que menos Santos de los Últimos Días que conoces y te encuentras aquí en tus clases en la Universidad Brigham Young y tal vez en tu barrio, menos de ellos están rascándose la cabeza en cuanto a si esto sucedió históricamente. Más personas se preguntan no si es históricamente fiel, sino si es fiel a Dios. Si tiene un mensaje de Dios para nosotros. ¿Son sus historias y enseñanzas algo que nos suena verdadero, que nos llama a una vida moral más ética, que nos llama a Cristo? Para muchos lectores del siglo XXI, las cosas pueden ponerse difíciles al principio del texto, como tú reconoces, con la muerte de Labán. ¿Es esto algo en que tus estudiantes se han detenido al leer?

SPENCER: Sí, le pregunto a mis alumnos: “Solo alzando las manos, ¿cuántos de ustedes se han sentido perturbados por este texto?” y la mayoría de ellos están dispuestos a decir: “Sí, me he sentido…

HODGES: Un profeta que le corta la cabeza a alguien.

SPENCER: “—esto me preocupa. ¿Cómo le doy sentido a este texto? Si. Esto preocupa a las personas. Vale la pena decir que si miras los capítulos originales, este es el capítulo uno. Lo encontramos ahora como el capítulo cuatro, pero este es el capítulo inicial mismo del Libro de Mormón.

HODGES: ¿Cómo representa el texto esa historia? ¿Qué hace tu interpretación para extraer algunos puntos de ella?

SPENCER: Sí, así que quiero decir que mi capítulo trata de abarcar mucho porque esta es una de las cosas sobre las que más hemos escrito colectivamente. Muchas opiniones, muchas maneras de tratar de darle sentido a este texto, así que tengo que estudiar mucho del capítulo. Pero mi opinión sobre esto es quizás un poco única en comparación con las cosas que se han dicho. Creo que es muy importante que Nefi tenga este encuentro con el Señor en 1 Nefi 2 y que le haya dado dos tipos de convenios desde el primer momento. Su primer encuentro con Dios, uno de ellos dice: “Y según guardéis”, en plural, “mis mandamientos, prosperaréis, y seréis conducidos a una tierra prometida.” Esta es una promesa muy familiar del Libro de Mormón. El otro es singular: “Y según tú”, Nefi individual, singular. “Y según tú guardes mis mandamientos, serás puesto por gobernante y maestro sobre tus hermanos.” Luego sigue la historia de obtener las planchas de bronce y las primeras palabras que Nefi recibió de su padre para enviarlos de regreso son: “Se me ha ordenado. He recibido este mandamiento.” Nefi parece escuchar esto fuerte y claro: “¡Ah, mandamientos! ¡Esto es lo que acabo de escuchar y ahora sé lo que tengo que hacer! Tengo una dirección.” La ansiedad se fue, ¿verdad? Pero la segunda cosa que Lehi le dice es: “Tus hermanos se están quejando.” Y la forma en que Nefi cuenta la historia, los dos convenios que se le han dado— uno sobre todos ellos juntos guardando colectivamente los mandamientos, y uno sobre él guardando los mandamientos individualmente. Parece que este informe sobre la murmuración de sus hermanos limita a Nefi a solo el segundo convenio. Y la idea de que deben trabajar juntos como un pueblo para guardar los mandamientos parece quedar en un segundo plano, mientras que Nefi se enfoca en “si yo puedo guardar estos mandamientos, voy a ser un gobernante y un maestro.” Y se convierte en una especie de atribución propia. Y luego esto como que explica la historia que sigue. En el transcurso de este intento de recuperar las planchas de bronce, Nefi se encuentra lentamente alienando a sus hermanos y luego se encuentra parado sobre un hombre borracho, obligado por el Espíritu a hacer algo que no quiere hacer. Y aquí tiene que enfrentarse cara a cara con lo que realmente significa guardar el mandamiento. E irónicamente aprende en el momento en que lo malinterpretan. Se le ha beneficiado con el convenio equivocado, cuando el Espíritu le habla; tendemos a enfatizar: “Oh, bueno, el Espíritu dice que está bien matar a un hombre si mucha gente se va a beneficiar.” Pero eso no es lo que dice Nefi sobre ese intercambio. Él dice que el Espíritu le dice: “Es mejor que un hombre perezca, etc.” Y él dice: “Cuando el Espíritu dijo esas palabras, mi mente retrocedió y escuché nuevamente en mi mente las palabras de este primer convenio: ” Y según vosotros…’ “Y creo que lo que las palabras del Espíritu le causan a Nefi no es decir: “Está bien matar a un tipo siempre y cuando se beneficie mucha gente.” Nefi escucha: “Santo cielo, me he beneficiado aquí, pensé que se trataba de mi justicia, he malinterpretado todo esto.” Y entonces algo más se hace posible— la formación de una comunidad con sus hermanos.

HODGES: Y a medida que pasaste por esta historia, ¿qué otras posibles soluciones has visto que ofrecen los Santos de los Últimos Días, porque hay una variedad de puntos de vista sobre cómo explicarla? Tú das la tuya. ¿Cómo lo ubicas con otros …?

SPENCER: Si. Entonces, la más conocida es la “justificación legal”, ¿verdad? ¿Es legal que Nefi haya hecho esto? Y bajo la Ley de Moisés, la respuesta es simplemente “sí”, básicamente, ¿verdad? Hay muy buenas y claras indicaciones en el texto de que se supone que esto es legal bajo la Ley de Moisés.

HODGES: John Welch ha trabajado en esto.

SPENCER: John Welch especialmente … Fred Essing … un par más. Y es una explicación útil de ciertos aspectos, pero, al menos para mí, solo porque algo legal sea no me hace sentir bien con eso inmediatamente. Hay muchas cosas legales con las que no me siento feliz, ¿verdad? Por lo tanto, una justificación legal es útil, pero no creo que nos satisfaga por completo. También obtienes justificaciones teológicas que crearían un movimiento como, esta es una prueba de Abraham, ¿verdad? Aquí se le está dando a Nefi una especie de mandamiento paradójico: “No matarás”, pero aquí quiero que mates y ¿puede Nefi seguir a un Dios que parece paradójico y así sucesivamente? Creo que es hermoso, pero también me deja un poco frío.

HODGES: Porque cualquier cosa podría ser ordenada a hacer eso …

SPENCER: Exactamente, ¿verdad? ¿Cómo juzgas eso? Hay algo que creo que es filosófica y teológicamente convincente en lo abstracto. Pero concretamente, amigo, esto me pone nervioso, ¿verdad? Y luego también hay una serie de explicaciones literarias, ¿verdad? Personas prestando atención a la forma en que se cuenta la historia y mostrando que están sucediendo cosas sutiles, etc. Y esas son interesantes. Pero la mayoría de ellos no intenta resolver el problema éticamente, por así decirlo. También hay— vale la pena mencionar— que hay lecturas que dejan a Nefi muy mal parado, ¿verdad? Por ejemplo: “Nefi está mal. Él hizo esto equivocadamente.” El hecho de que tome las ropas de Labán y se las ponga sobre su cuerpo demuestra que se está convirtiendo en el tipo malo en este acto de violencia, etc. Entonces Josh Madsen, por ejemplo, ha dado esa interpretación. Así que creo que hay disponible una gran variedad de formas de abordar esto. Lo que estoy tratando de mostrar es que hay al menos algún aspecto de la historia que está faltando.

HERMANOS

HODGES: Nos acompaña Joseph M. Spencer. Estamos hablando con él hoy sobre El libro de Primer Nefi: Una Breve Introducción Teológica. Tu próximo capítulo se centra en la dinámica familiar de Nefi, su personaje en comparación con el de Lamán y Lemuel, sus hermanos. Y Nefi parece un héroe tan fantástico cuando solo le das una lectura rápida y sus hermanos se muestran como estos patéticos … patéticos quejicas o incluso villanos asesinos en algunos momentos. Entonces, ¿qué se preguntan tus estudiantes sobre esta dinámica?

SPENCER: Sí, me refiero a mis primeros años de enseñanza, tenía una tarea en la que los estudiantes escribían sobre algo que aprendieron esta vez. Algo que habían asumido sobre el texto que, esta vez, a través de todo este estudio, parecía nuevo, y diría que la mitad de ellos escribió sobre Lamán y Lemuel.

HODGES: Hm.

SPENCER: La mayoría de los que lo releyeron se mostraron comprensivos con Lamán y Lemuel y les preocupaba que Nefi fuera injusto con sus hermanos. Lo cual como que me sorprendió, ¿verdad? Que tanto de entre ellos sentían como que, “Bueno, espera. ¡Siempre he asumido que ellos [Lamán y Lemuel] eran los malos!” Y creo que una lectura cuidadosa realmente muestra que esto es algo mucho más matizado. Pero sí, estamos en el siglo XXI, especialmente creo que cada vez más personas leen esto y simplemente dicen: “Entonces Nefi es ese tipo.” ¿Verdad?

HODGES: Parece un poco santurrón o algo así.

SPENCER: Molesto, santurrón. El tipo que simplemente no puede entender que esto es complicado, y puede sentirse de esa manera, creo que al leer a Nefi. Parte de lo que estoy tratando de hacer en mi capítulo es decir no solo que creo que es cierto en cierto grado, ¿verdad? Que Lamán y Lemuel son personajes mucho más solidarios de lo que a menudo les hemos dado crédito. Pero también estoy tratando de demostrar que creo que Nefi quiere que los veamos como personajes más solidarios de lo que a menudo asumimos.

HODGES: ¿Cuál es un ejemplo de pista que te lleva a esa conclusión?

SPENCER: Bueno, trato de mostrarlo desde dos ángulos, ¿verdad? Quiero mostrar una, que Nefi es en realidad más autocrítico de lo que reconocemos. Y luego también quiero mostrar que él es más afirmativo de Lamán y Lemuel. Entonces, con este último, creo que el mejor ejemplo es en realidad la forma en que termina el libro. Tendemos a leer toda la historia de Nefi, Lamán y Lemuel, y así sucesivamente con 2 Nefi 5 en mente. La división, el intento de asesinato y ahora se van a dividir en pueblos. Finalmente, Nefi se deshace de estas personas. Ahí es donde tendemos a ver el final de la historia porque ese es el final de la narración en 2 Nefi. Sin embargo, Nefi divide los libros al terminar 1 Nefi con el capítulo 22, lo que significa que 1 Nefi realmente termina con Lamán y Lemuel leyendo a Isaías y reflexionando sobre su futura redención. Y creo que Nefi organiza su libro de esta manera por una razón. Estos son el Lamán y Lemuel de 1 Nefi. No son las personas asesinas que huirán y causarán problemas por el resto de la historia. Es esta gente la que será redimida por lo que se ha profetizado.

HODGES: Y aunque en realidad no da ejemplos narrativos de esto, también señalas lo que se ha llamado “salmo de Nefi” donde se lamenta, y parece indicar allí que no ha sido el mejor hermano en todos los sentidos. Está hablando de su ira y cosas así.

SPENCER: Exactamente. Y creo que hay pequeños ejemplos realmente agradables, momentos en el texto donde Nefi muestra su propia falibilidad, ¿verdad? Él muestra que a menudo se ha sobrepasado. Mis ejemplos favoritos están en 1 Nefi 7—recuerda que volverán a buscar a la familia de Ismael y en el camino de regreso hay una rebelión en el desierto y los hermanos de Nefi lo atan y lo dejan para que lo devoren las bestias salvajes. Mientras ora, dice, y especialmente si sigues la redacción original en el manuscrito, dice: ora: “Según mi fe que está en mí …” (Risas), lo cual ya es algo interesante, ¿verdad? “De acuerdo con mi fe que está en mí, ¿me darás fuerzas para que pueda romper estas ligaduras?” Y parece imaginar este tipo de evento extravagante, ¿verdad? “Voy a solo *explotar*, ¿verdad? ¡Y todos verán mi poder!” Y él dice: “Y el Señor soltó las ligaduras de mis brazos.” Entonces, la respuesta de Dios a las oraciones de Nefi dice: “Lindo. Hermoso. Me alegra que quieras que este sea un evento grande y espectacular. Ahí tienes. Ya estamos libres. Ahora vuelve al trabajo.” Y creo que Nefi, al contar la historia, nos muestra: “Yo era un tipo con muchas ideas románticas y fantasiosas … No sabía lo que estaba haciendo.”

HODGES: Sí, y lo está escribiendo nuevamente, mirando hacia atrás.

SPENCER: Sí, 30 años, ¿verdad?

MUJER

HODGES: Sí, sí. Tu próximo capítulo, capítulo seis, se centra en el lugar de la mujer en el texto. ¿Cómo tienden tus estudiantes a abordar esto mientras leen el Libro de Mormón?

SPENCER: Quiero decir, esta es una pregunta que todos mis alumnos tienen, y parece que son más cada semestre. Y cada semestre, después de haber resuelto la cuestión de las mujeres en el Libro de Mormón, tengo estudiantes que vienen y simplemente dicen: “Puedo leer el Libro de Mormón nuevamente. No podía encontrarme en este texto y esto lo ha hecho posible.” Entonces, esta es una pregunta muy viva en este momento. ¿De qué manera podemos darle sentido al género en el texto del Libro de Mormón?

HODGES: ¿Puedo hacer que leas un párrafo en realidad?

SPENCER: Claro.

HODGES: Lo tengo aquí mismo. Lo expones muy bien.

SPENCER: Sí, así que esto es de mi propio capítulo. “Los lectores encuentran pocas mujeres en el Libro de Mormón, y aún menos con nombres. Cuando las mujeres aparecen, generalmente son anónimas y sin rostro, agrupadas con los niños en el trasfondo mientras los hombres son presentados en el centro del escenario. Un número alarmante de las historias que involucran a mujeres presentan violencia, ya sea que se haya intentado o se haya logrado. En consecuencia, el Libro de Mormón se siente cada vez menos legible en el siglo veintiuno, es decir, en una cultura de emancipación progresiva para las mujeres. A pesar de la inclusión en el libro de algunas historias prometedoras para sus personajes femeninos, por ejemplo, Abish, algunos lamentan que tengan que suprimir o ignorar un mensaje implícito sobre el género para encontrar valor en las escrituras. Y hay razones para pensar que el problema comienza en 1 Nefi 1.”

HODGES: Sí, así que procedamos un poco con este tema. ¿Cómo aborda tu libro ese problema?

SPENCER: Sí, así que desafortunadamente para mis propósitos allí, realmente tengo que concentrarme en 1 Nefi. Creo que hay mucho que decir sobre el Libro de Mormón como un todo. Pero lo que intento mostrar es que el problema que encontramos en todo el Libro de Mormón tiene sus semillas en 1 Nefi. Que miramos la historia en 1 Nefi cuidadosamente y vemos cómo una primera generación con al menos igualdad de género relativa— algo así como la igualdad de género relativa,

HODGES: Comparado con el resto del texto …

SPENCER:— en comparación con el resto del texto, da paso a una cultura que luego se volverá opresiva de una manera realmente obvia para las mujeres.

HODGES: Por ejemplo, tú comparas a Saríah, la madre de Nefi y el resto de ellas, y la matriarca de esta familia, la comparas aquí con las hijas de Ismael quienes no tienen nombre. ¿Cuáles son algunos ejemplos de lo que sugiere esa comparación?

SPENCER: Sí, creo que la clave aquí es mirar dos historias que Nefi cuenta de una manera que creo que debe llamar nuestra atención sobre las similitudes. Tenemos la historia de Saríah quejándose contra Lehi— 1 Nefi 5— tenemos la historia de las hijas de Ismael quejándose contra Lehi, lo mismo en 1 Nefi 17. Y si expones las historias una al lado de la otra, siguen un patrón muy similar, e incluso hay alguna repetición de frases y otras cosas que sugiere que Nefi está tratando de conectarlas. Pero cuando nos fijamos en las similitudes, también aparecen las diferencias. En la historia sobre Saríah y Lehi, hay una confrontación hombre-mujer, al final, hay una especie de reconciliación. Saríah tiene su opinión y ella es la que tiene la última palabra. Ella llega a decir: “Ahora sé con gran certeza de que Dios está en esto. Él ha protegido a mis hijos …” y así sucesivamente. Y luego, juntos, van y ofrecen sacrificio. En la historia posterior, la próxima generación, las hijas de Ismael plantean estas quejas y antes de que puedan tener una confrontación genuina, hombre-mujer— vamos a decir esto— los hombres hablan y usurpan sus preocupaciones. Vemos que Lamán y Lemuel toman el lugar de las voces de las hijas de Ismael diciendo: “Mira, Nefi es un problema” y se convierte en una rivalidad entre hombres y hombres, y las mujeres se retiran a un segundo plano.

HODGES: Y luego al final no tienen voz como Saríah.

SPENCER: En absoluto. De hecho, en cambio, vemos a Nefi haciéndose eco del testimonio de Saríah para que Nefi ahora tome la voz de las mujeres.

HODGES: Entonces, en el sentido de comparar las escrituras en términos de aplicarlas a nuestra situación actual, de la forma en que creo que la mayoría de los Santos de los Últimos Días piensan en las comparaciones, una cosa que tu libro sugiere o al menos esta es mi interpretación del mismo, no sé si esto es explícito, es que los lectores pueden ver realmente las formas en que Lehi y Nefi estaban dejando a las mujeres fuera, lo que resultó en problemas, lo que resultó en quejas las cuales eran un tipo de quejas legítimas. Por ejemplo, no vemos un punto en el que alguien aparte a Saríah y diga: “Oye, esta es la situación, ¿qué piensas sobre esto? ¿O tuve una visión sobre esto y cuáles son tus pensamientos?” No vemos que esas cosas sucedan y tú, como lector contemporáneo, debes preguntarte, “si las mujeres hubieran estado involucradas, tal vez los planes se habrían desarrollado de manera diferente, las quejas no habrían ocurrido porque habrían sido parte del proceso de toma de decisiones desde el principio”, y ese tipo de cosas. Por lo tanto, el Libro de Mormón de esa manera puede dar un ejemplo de, o incitarnos a pensar en mejores formas— incitar a los lectores a pensar en mejores formas de incluir las voces de las mujeres en la comunidad.

SPENCER: Si. Bueno, y creo que el mensaje general del Libro de Mormón con respecto al género, irónicamente, y lleva algún tiempo explicarlo en detalle, es que esa es una de las razones por las que los nefitas son destruidos es por lo que está pasando con las mujeres. Deidre Green en su volumen en esta misma serie lo explica con cierto detalle:

HODGES: Ella está trabajando en Jacob.

SPENCER:— el libro de Jacob. Porque Jacob dice explícitamente: “Lehi recibió mandamientos con respecto a la relación entre hombres y mujeres y eso no está sucediendo entre los nefitas y por esta razón serán destruidos. Pero está sucediendo correctamente entre los lamanitas y por esta razón serán preservados.” Y a medida que recorres el resto del Libro de Mormón, vemos historia tras historia tras historia de mujeres en contexto nefita que son oprimidas y tratadas violentamente, y así sucesivamente, y en los vistazos que obtenemos de la sociedad lamanita, tenemos figuras como Abish o la reina lamanita que claramente tiene poder político, ¿verdad? Y así, en el sentido de que las madres de los 2000 Jóvenes Guerreros lamanitas y en cada vistazo que tenemos de la sociedad lamanita, tenemos la sensación de que al menos existe una relativa igualdad de género y estas son las que se conservan al final del libro. Si comparamos eso, creo que el mensaje es “Hola Israel en los últimos días, obtén la igualdad de género o se avecina la destrucción.”

VER COSAS NUEVAS

HODGES: Entonces, Joe, ya has escrito varios libros sobre el Libro de Mormón, has realizado proyectos sobre Nefi, editas el Diario de Estudios del Libro de Mormón, has leído muchas cosas sobre esta escritura. Pero mientras trabajas en este proyecto en particular, esta breve introducción teológica a 1er Nefi, ¿ha habido algo nuevo para ti? ¿Ha habido algo que cambió en cómo veías a Nefi?

SPENCER: Sí, no hay duda. Quiero decir, he trabajado mucho y, por lo tanto, mucho de lo que estaba haciendo en este libro es sintetizar ideas pasadas e intentar re empacarlo para una audiencia mejor y más amplia, ¿verdad? Pero sí, había cosas que vi por primera vez mientras estaba trabajando en ello y, desafortunadamente, algunas cosas que he visto desde entonces y que desearía poder incluir en el libro. Así es.

HODGES: Así es como siempre sucede.

SPENCER: ¿Cierto? Entonces, mencionaré dos que fueron particularmente nuevos para mí. Entonces, una fue una que mencioné anteriormente. Y esa es que 1 Nefi termina con Lamán y Lemuel leyendo a Isaías. Como, eso nunca me había golpeado antes, que puede ser importante que ese sea el tipo de final, el talos del libro. Todo está conduciendo a este momento cuando Lamán y Lemuel están contemplando el futuro de sus hijos. Eso, creo, es realmente bastante hermoso.

HODGES: Como que Nefi mantiene una esperanza para ellos en algún aspecto.

SPENCER: Exactamente. Sí, el libro termina con una nota de esperanza. 2 Nefi complicará eso, pero 1 Nefi termina con una nota de esperanza y eso nunca me había golpeado tan poderosamente como aquí. La otra idea que— y lo he pensado un poco más desde que escribí el libro— pero nunca antes me había preocupado por el hecho de que, al principio mismo de la visión de Nefi, cuando el Espíritu todavía está allí antes de que el ángel venga y tome su lugar, el Espíritu le dice que esté atento a un momento muy específico. “Quiero que busques a esta figura quien desciende del cielo y ese es de quien van a testificar que es el Hijo de Dios.” Y yo nunca 1) pensé realmente en por qué eso podría ser importante, pero 2) no había reflexionado antes sobre el hecho de que esto significa que nos están dando una especie de guía para leer esa visión. Tendemos a leer ese primer capítulo de la visión— 1 Nefi 11— como una especie de núcleo. Aquí, estamos sentando el increíble fundamento cristiano, él ve al Cordero de Dios y su vida y su muerte. Pero en el capítulo 11 él nunca ve una figura que descienda del cielo. A Nefi se le señala más allá de la vida de Cristo, hacia la visita de Cristo a su propio pueblo. Y eso— nunca había visto eso antes y me ha dado una forma de leer la visión de Nefi muy diferente En lugar de comenzar en este tipo de nivel más alto y luego decir, “Ah, y también hay historia nefita.” El enfoque es la historia nefita desde el principio y la visita del Cordero de Dios allí, y parte de lo que eso significa es que el capítulo 11 nos presenta a la figura que vendrá los nefitas y los lamanitas. Y que realmente tiene, creo, aún tiene más para enseñarme, cosas que he aprendido desde entonces. Es sorprendente que luego, a medida que la visión continúa en los capítulos 13 y 14 y veamos a los gentiles y veamos la redención de los lamanitas en los últimos días y cómo se ve todo esto, la solución a todos los problemas— la iglesia gentil y todas esas cosas— la solución es, el Cordero de Dios le dice a Nefi, que vendré y visitaré a tus hijos. Entonces, Él dirige a Nefi de regreso al mismo capítulo 12 y ese momento que había anticipado. Él dice, “ahí es donde voy a darte lo claro y precioso. Serán escritos y sellados y pueden aparecer en los últimos días.” Entonces ese momento es el momento clave de toda la visión y no lo había visto antes de trabajar en este libro.

NEFI Y JOE

HODGES: Entonces, has pasado mucho tiempo con Nefi, ¿cómo describirías tu relación con este profeta?

SPENCER: (Risas) Quiero decir, quizás algo vulgar. A menudo lo llamo mi “compinche/amigazo” con mis alumnos porque realmente siento que paso mucho tiempo con Nefi, tengo una comprensión de él. Sin embargo, diría esto, siento que entiendo a Nefi. Que es un chico bien intencionado que con demasiada facilidad en el siglo XXI desestimamos como arrogante y santurrón. Creo que es un poco despistado y santurrón, ¿verdad? No es intencionalmente santurrón, no es arrogante. Es tan serio que no se da cuenta de cómo se lo ve. De hecho, creo que la mejor representación que hemos tenido de Nefi es la de las novelas de ciencia ficción de Orson Scott Card. Tiene una serie de ciencia ficción de cinco volúmenes llamada Homecoming, y los primeros cuatro volúmenes son la historia de Nefi, la ha adaptado en este mundo de ciencia ficción. Y su interpretación del personaje nefita cuyo nombre es Nafai— no está ocultando lo que está haciendo— es realmente bastante hermoso. Creo que entiende bien a Nefi. Nefi no es desagradable ni despectivo, está tan intensamente concentrado que no se da cuenta de que puede alienar a los demás y creo que eso es lo que he llegado a ver en Nefi, que es un alma hermosa que puede ser difícil de conocer.

HODGES: Él tiene esta fijación de tareas y las llevará a cabo.

SPENCER: Sí, ¡y entonces él logra hacer mucho! Además, puede ser difícil trabajar con él.

HODGES: Si. Con nosotros Joseph M. Spencer. Es Profesor Asistente en el departamento de Escritura Antigua aquí en la Universidad Brigham Young y edita el Diario de Estudios del Libro de Mormón. También ha escrito varios libros sobre el Libro de Mormón, incluido Otro Testamento, y su último libro es parte de la breve serie de introducción teológica al Libro de Mormón que el Instituto Maxwell está publicando, se llama 1 Nefi: Una Breve Introducción Teológica, y si todo va según lo planeado, esto debería estar disponible al menos en las librerías de Utah justo antes de la Navidad.

SPENCER: Si.

HODGES: Y disponible en línea poco después de eso. Y también debería estar disponible en forma de libro electrónico para todos antes de la Navidad.

SPENCER: Sí.

HODGES: Muy bien, gracias Joe. Te agradezco que te hayas tomado el tiempo de hablar sobre este libro con nosotros.

SPENCER: Sí, gracias Blair.

HODGES: Esta entrevista solamente rasca la superficie de lo que cubre el libro de Joseph Spencer. Pero vamos a pasar al siguiente con Terryl Givens. Él es el autor de la breve introducción teológica a Segundo Nefi, y hablaremos con él en el siguiente episodio del Podcast del Instituto Maxwell.